LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD (1969)
Ursula K. Le Guin

   Premio Hugo y Nebula. Representa el salto a la fama de una de las mejores creadoras de los años setenta y una reflexiva introducción de la temática del papel de los sexos en la ciencia ficción.

   El planeta Gueden o Invierno tiene unas difíciles condiciones ambientales debido a las perpetuas nieves. Sus habitantes y su sociedad están obligados a la máxima adaptabilidad para sobrevivir. Y esta adaptación incluye el sexo: cada persona es sexualmente neutra hasta el período de celo (
kemmer) en que puede, aleatoriamente, desarrollar los caracteres masculino o femenino. Las implicaciones de este hecho meramente biológico repercuten en toda la cultura guedeniana. La violencia física no está tan acentuada, pero las intrigas políticas son más sutiles e insidiosas. 

   La novela incluye en la segunda parte un largo viaje por una antártida sin fin. Sus protagonistas son un terrestre emisario de la Liga Galáctica y un guedenian@.  En el viaje, junto al necesario aspecto aventurero, dominan las reflexiones y los momentos especulativos de alto nivel. Es un viaje iniciático, un autodescubrimiento en el que la aventura interna y psicológica de los protagonistas resulta más interesante que los hechos externos. El guedenian@ hará referencia a una cita de uno de sus poetas: "La luz es la mano izquierda de la oscuridad y la oscuridad es la mano derecha de la luz", una expresión de totalidad y globalidad que rompe con el esquema dualista del terrestre, habituado a la rigidez de los dos sexos.

   Un logrado intento de ciencia ficción especulativa en el ámbito del clásico
¿qué sucedería si...?, que en este caso aborda el tema del sexo y del que la autora no oculta que "fue en cierto modo una especie de experimento feminista".

   Una novela imprescindible, considerada por muchos la obra maestra de Le Guin

<- volver