LA MÁQUINA DEL TIEMPO (1895)
H. G. Wells

   Aparecida hace más de un siglo, es la primera de una serie de obras que establece definitivamente a H. G. Wells como el pionero de la ciencia ficción adulta y el iniciador de muchos de sus temas fundamentales.

   En
La máquina del tiempo un joven científico reúne a sus amigos para exponerles sus teorías acerca del tiempo y la posibilidad de viajar a través de él. Después de encargarles que se ocupen de sus pertenencias, inicia el viaje que le llevará a un lejano futuro en el que la humanidad se halla dividida en dos especies distintas y enfrentadas. Los Eloi habitan en la superficie y son de aspecto angelical y delicado. Los Morlocks habitan bajo tierra y son ingeniosos, técnicamente más competentes pero crueles y simples por naturaleza. Ellos abastecen de comida y vestido a los Eloi. Se trata de la extrapolación de dos clases sociales existentes en la sociedad industrial de finales del siglo XIX: los obreros-Morlocks brutalizados y los decadentes burgueses-Eloi.

   El pesimismo del mensaje resulta evidente: es la degeneración y no el progreso lo que nos aguarda como consecuencia inevitable del sistema de clases y la acumulación de riquezas de los tiempos primitivos, los del propio Wells.

   En la novela, el viajero del tiempo, enfrentado a ese mañana antiutópico, dará un nuevo salto en el futuro para llegar, millones de años más adelante, al paisaje desolado de una playa desierta en una época en la que la Tierra y cualquier forma de vida sobre ella se acercan a su fin. El Sol se ha convertido en un gigantesca estrella roja que hace imposible la vida. Contraste final y absoluto con la actividad de la época de la que procede el viajero.

   
La máquina del tiempo es una lectura de gran interés y motivo de reflexión.

<- volver