LA VOZ DE LOS MUERTOS (1986)
Orson Scott Card

   Continuación de El juego de Ender. Obtuvo los premios Hugo, Nebula y Locus.

   En La voz de los muertos han transcurrido tres mil años desde los hechos de la primera novela, pero los efectos del viaje relativista permiten la presencia de un Ender de treinta y cinco años que será el elemento central en el segundo contacto de los seres humanos con otra raza galáctica. Los cerdis son una nueva especie, extraña e incomprensible que también ha causado la muerte de algunos seres humanos. Estos alienígenas se encuentran en el planeta Lusitania, un mundo habitado por colonos de ascendencia portuguesa y con un fuerte dominio ideológico de la religión católica.

   Después del genocidio de los insectores, Ender había desaparecido tras crear la nueva religión de los Portavoces de los Muertos, que sirven como sacerdotes a los que no creen en ningún dios y sin embargo tienen fe en los valores de los seres humanos. Ender, como Portavoz, acudirá a Lusitania casi en funciones de redentor tanto de los personajes centrales y su problemas, como de la nueva especie de los cerdis y de su propia historia.

   Lo que confiere su carácter excepcional a esta segunda novela es la riqueza en el tratamiento de los personajes y la profunda humanidad de éstos. Aunque el elemento científico (principalmente la biología) está presente, la novela trata esencialmente de las personas, alcanzando grados de emotividad francamente sorprendentes. La temática es múltiple: por una parte el aspecto religioso, ético y moral, y por otra la especulación científica y tecnológica y el siempre interesante problema de la relación entre dos especies inteligentes.

   Una obra maestra en el manejo (o manipulación) de las emociones y los personajes (lector incluido).
Es de lectura imprescindible.


<- volver