NEUROMANTE (1984)
William Gibson

   Esta novela fue considerada el inicio de la corriente cyberpunk, que se presentó como una nueva revolución en la ciencia ficción. Primera novela de William Gibson, obtuvo muchos premios: Hugo, Nebula y Dick. También consiguió el Campbell al autor más prometedor.

   Neuromante utiliza las técnicas de la novela negra dura (
hard boiled) en la ciencia ficción. La principal característica de lo cyberpunk consiste en un ambiente sórdido de gran ciudad futurista, un poco al estilo de Blade Runner. También destaca la utilización de un vocabulario pseudotécnico, todo ello sumergido en una estética postmoderna y de marcado contenido punk.

   En Neuromante, Case es un computer jockey, uno de los que se conectan directamente al ordenador y que son capaces de percibir el nuevo paisaje constituido por la arquitectura de los datos y las interrelaciones propias del complejo mundo de las redes de ordenadores: el cyberespacio. Pero los efectos de un tratamiento "terapéutico" con drogas alteran su constitución y ya nunca podrá volver a conectarse a la red. Se ha convertido en un ser marginal, un cyberpunk que se ve obligado a vagar por los bajos fondos y a aceptar la colaboración de Wintermute, que le propone una solución para su marginación de la red de ordenadores. A cambio Wintermute exige una obediencia ciega, ya que desea ser libre y sólo Case puede ayudarle. Case descubirá pronto que Wintermute es una inteligencia artificial creada ex novo y en la que no se ha pretendido obtener una réplica de la inteligencia humana. En su andadura por los bajos fondos de la gran megalópolis, Case deberá enfrentarse con un sistema que se sirve y al mismo tiempo teme a las inteligencias artificiales y, en definitiva, a la supermillonaria familia de clones que controla a Wintermute.

   La novela está repleta de neologismos que pretenden sugerir una realidad tecnológica en la que los ordenadores y los implantes neurológicos son omnipresentes. Pese a ello, algún lector que conozca la tecnología informática puede molestarse por las ingenuidades técnicas en que incurre Gibson, quien reconoció públicamente su ignorancia en informática.

   En cualquier caso, Neuromante es una novela de lectura imprescindible para conocer una presunta nueva tendencia en el género.


<- volver